12 cosas que te hacen ganar grasa en el vientre

El exceso de grasa corporal tiene un mayor riesgo en el padecimiento de enfermedades como el síndrome metabólico, la diabetes tipo 2, las enfermedades cardíacas y el cáncer.

El termino médico que se le da al exceso de grasa en  la grasa que rodea el hígado y los demás órganos del abdomen es «grasa visceral».

Aquí hay 12 cosas que te hacen ganar grasa abdominal.

  1. Alimentos azucarados y bebidas

La vida agitada, a causa de los múltiples responsabilidades que tenemos a nuestro cargo, ha ocasionado durante años inconvenientes en el consumo de alimentos saludables. Muchos son los alimentos procesados o ultraprocesados que consumimos a diario, y el alto contenido de azúcares, grasas que lo acompañan.

En algunos estudios realizados en personas con sobrepeso y obesidad, a quienes se le suministro en un 25% de calorías en la dieta,  en la cual la  base era el consumo  de bebidas endulzadas con fructosa, se pudo detectar un aumento en la resistencia de la insulina y aumento en la grasa visceral.

El riesgo de las bebidas  azucararas radica, en que su contenido en azúcares refinadas o ricos en fructosa , son consumidas en  muy poco tiempo,  y no generan saciedad, por lo que muy seguramente consumirá este producto repetidamente, acarreando con esto problemas mayúsculos en salud.

  1. Alcohol

El alcohol a diferencia de otras bebidas, se absorbe fácilmente en el organismo, y se almacena luego en forma de grasa, especialmente en el vientre, aumentando el índice de grasa visceral. El consumo exagerado de alcohol puede  provocar inflamación, enfermedad hepática y otros problemas de salud.

Entre más frecuente es el consumo de alcohol más riesgo de aumento de peso se tendrá, además, este consumo exagerado de alcohol puede llevar a contraer con el tiempo cirrosis, una enfermedad que destruye las células del hígado.

  1. Grasas trans

Las grasas trans son consideradas como grasas poco saludables, a asta se les agrega hidrógeno para que sean más estables, y son utilizadas en la industria de alimentos para conservar las preparaciones como las mezclas para hornear, galletas saladas,  muffins, entre otros.

Existe una relación de esta con el aumento en la grasa visceral, enfermedades cardíacas y de tipo hipertensivo, cáncer, resistencia a la insulina entre otras.

Cuando de consumir grasas se trata, consúmalas con moderación, y elige preferiblemente  los alimentos que contengas los ácidos grasos  monosaturados, presentes en el aguacate, el aceite de oliva o de girasol.

  1. Inactividad

La inactividad es uno de los aspectos que mas nos afecta directamente la salud.  El escaso o nulo  estilo de vida saludable se convierte en un mayor factor de riesgo para la salud.

Cuando realizas deporte, mantienes los índices de masa grasa nivelados, en especial la grasa abdominal. por lo general la grasa visceral aumentada afecta más a  hombres que a mujeres.

El realizar ejercicio por lo menos 30 minutos al día, podría garantizarnos mantener a raya los altos índices de grasa visceral tanto en mujeres como en hombres.

  1. Dietas bajas en proteínas

El consumir una cantidad adecuadas de proteínas al día contribuirá a sentir mas sensación de saciedad, con esto ayudarás a aumentar la tasa metabólica y por consiguiente  a disminuir una ingesta mayor de alimentos.

Varios estudios sugieren que un bajo consumo de proteína puede hacer que aumente los niveles de grasa visceral.

  Además, los estudios en animales han encontrado que una hormona conocida como neuropéptido Y (NPY) conduce a un aumento del apetito y promueve la ganancia de grasa abdominal. Sus niveles de NPY aumentan cuando su ingesta de proteínas es baja.

  1. Menopausia

Durante la pubertad los niveles de estrógeno se elevan con el fin de aumentar la grasa a nivel de las caderas, buscando preparar al cuerpo de posibles embarazos, cuando la menopausia llega, estos niveles de estrógeno disminuyen drásticamente logrando almacenar el exceso de grasa a nivel abdominal, en lugar de las caderas y los muslos.

No hay que olvidar que la genética juega un papel importante en la producción de grasa a nivel abdominal, quizás es por esto que algunas mujeres alberguen más grasa abdominal que otras.

  1. Las bacterias intestinales

Ciertos estudios relacionan la salud intestinal con la salud en general, estos han relacionado la cantidad de flora intestinal benéfica  con la disminución el el riesgo de padecer enfermedades como  la diabetes tipo 2, enfermedad cardíaca, cáncer y otras enfermedades. Al igual que el mantenimiento del peso y disminución de la grasa a nivel abdominal.

La razón: consideran que este tipo de bacterias no benéficas  puede aumentar la absorción de calorías que se absorbe de los alimentos. Es más , relacionan un mayor número bacterias no benéficas en las personas que sufren sobrepeso.

  1. Jugo de fruta

El consumo de frutas enteras se hace más recomendable que el zumo o jugo, esto es porque sus niveles de  fibra se hacen más bajos, y el aporte de azúcar más alto, haciéndose  menos concentrado el aporte de vitaminas y minerales cuando se le agrega una cantidad considerable de agua y  azúcar.

Si hablamos de los zumos empacados, podríamos  relacionarlos con un alto nivel de azúcares o fructosa, que no son nada benéficos para nuestra salud, la cual puede  provocar resistencia a la insulina y promover el aumento de la grasa abdominal.

Además, es otra fuente de calorías líquidas que es fácil de consumir en exceso, pero aún no logra satisfacer su apetito de la misma manera que los alimentos sólidos.

  1. Estrés y cortisol

El cortisol es una hormona que es esencial para la supervivencia. Es producido por las glándulas suprarrenales y es conocido como una «hormona del estrés» porque ayuda a tu cuerpo a generar una respuesta al estrés. Esta hormona puede tener incidencias en el aumento de peso corporal, en especial en la grasa abdominal.

Los niveles de estrés pueden conducir a general ansiedad, y esta a su vez un aumento en el consumo alimentario, lo que acarrearía problemas de sobrepeso u obesidad, el cortisol podría estar relacionado con el aumento de grasa a nivel abdominal.

En mujeres con una relación en cintura cadera más alta podría existir mayor riesgo de aumento de grasa abdominal.

  1. Dietas bajas en fibra

El consumo de fibra se hace indispensable, es importante el consumo de frutas y verduras diariamente, que puedan abarcar estas necesidades diarias, no solo de fibra sino también de vitaminas y minerales. La fibra ayuda a su sistema digestivo a sentirse más liviano, satisfecho, además estabiliza las hormonas y reduce en parte la absorción de las calorías en los alimentos.

un consumo mayor de carbohidratos y una disminución en el consumo de frutas diaria  parece tener un efecto contrario. Se hace indispensable optar por alimentos con alto contenido en fibra para ayudar a tu cuerpo a reducir los niveles de grasa a nivel abdominal y disminuir los problemas relacionados con la hiper colesterolémias y enfermedades cardíacas.

  1. Genética

La genética juega un papel protagónico en la obtención de grasa a nivel abdominal en algunas personas.

Esto incluye el gen para el receptor que regula el cortisol y el gen que codifica el receptor de leptina , que regula la ingesta de calorías y el peso.

  1. No hay suficiente sueño

El no dormir y no descansa lo suficiente  durante las noches puede ocasionar un aumento en la grasa abdominal o de  aumento en el peso en general. De hecho el sueño debe ser continúo y reparador y no  debe tener interrupciones, para que llegue hacer efectivo.

En un estudio, los investigadores encontraron que los hombres obesos con apnea del sueño tenían más grasa abdominal que los hombres obesos sin este trastorno.

Dormir las horas recomendadas durante la noche (8 horas) se hace beneficioso para su salud

12 cosas que te hacen ganar grasa en el vientre
Calificar este articulo:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *