6 errores que estás cometiendo con el cuidado de tus ojos

Las inadecuadas prácticas del cuidado de tus ojos podrían estar llevándote al deterioro de la visión sin darte  cuenta.

El uso de gafas de sol no indicadas, especialmente sin protección de los rayos UV, podrían estar perjudicando tu salud visual, incluso el hecho de no utilizarla también se considera un riesgo mayor.

Además el tener inadecuados hábitos como el dejar tus lentillas, o pestañina puesta pueden dañar tu visión con el tiempo. El manejar buena higiene en tus manos  también será de mucha ayuda en el momento de tener que manipular tus lentes o tocar tus ojos.

Es importante visitar a tu oftalmólogo con periodicidad con el fin de llevar un seguimiento en salud de  la visión y con esto prevenir posibles apariciones de daño en la misma, más aún si presentas algún problema frecuente en esta.

Estas son algunas observaciones y recomendaciones dadas por un especialista (oftalmólogo):

  1. Olvidar extraer los lentes de contacto antes de ir a dormir

Este acción puede ser de riesgo para tus ojos, el hecho de irse a la cama sin extraer loas lentillas, es algo que lo consideran como peligroso, estas pueden ocasionar infecciones en el ojo, especialmente infecciones corneales. Esto se da por causa de la disminución del oxigeno en las córneas, más aún porque la cornea no tiene vasos sanguíneos que la protejan de una infección, lo que lo hace más susceptible a sufrir daños.

De igual forma se esta expuesto a sufrir de úlceras corneales, lo que puede causar cicatrices permanentes, y con esto una visión reducida.

Es importante que al despertar, retires de inmediato tus lentillas, y esperes unas cuantas horas para colocártelas nuevamente, incluso si deseas cambiarlas por otras, permitiendo con esto que  tus ojos respirar un poco.

Si al momento de retirarlo se le hace difícil o  siente dolor, ardor, sensibilidad a la luz, secreción o hinchazón, no fuerce la extracción del lente de sus ojos, por el contrario visite a su oculista lo antes posible.

  1. Frotarse los ojos con fuerza

El frotar sus ojos puede dañar e irritar la córnea, produciendo infecciones. Si eres de los que frotas tus ojos con fuerza o de forma regular podrías estar en riesgo de contraer una enfermedad llamada queratocono, lo que hace que su córnea se adelgace y protuya hacia afuera, lo que puede provocar visión borrosa, sensibilidad a la luz, dolor ocular y empeoramiento de la visión

Así mismo, el tocar sus ojos con las manos sucias podría conducir a  una infección, por esto es importante el lavarse las manos con regularidad en el momento de colocar las lentillas o incluso tocar tus ojos.

  1. Miras los dispositivos todo el día sin darte un descanso.

El estar expuesto por largos periodos de tiempo a un computador o un equipo electrónico  podría causar síndrome de la visión por computadora, el cual consiste en un sin número de problemas relacionados con los ojos y la visión, este ocasiona ojos secos, con tensión, dolor de cabeza, visión borrosa, dolor de cuello y hombros.

Estos síntomas son causados principalmente porque en la mayoría d el tiempo cuando se esta cerca a una pantalla de computador sus ojos no parpadean lo suficiente haciendo que parte de la lubricación natural de sus ojos no se de, lo que puede contribuir al ojo seco con el paso del tiempo.

Para evitar este inconveniente de salud, deberá colocar una pantalla anti deslumbrante, al igual que dejar descansar los  ojos cada 15 minutos cada dos horas de uso de la pantalla

  1. Te duermes mientras usas maquillaje para los ojos.

Cuando se esta cansado, muchas veces el retirar el maquillaje se hace  difícil, especialmente la pestañina o mascara.

En estos casos es mejor utilizar desmaquillador  especial para los ojos, para evitar que quede residuos del maquillaje. Con esto deberás luego enjuagar esta zona con delicadeza, retirando todo lo que halla quedado. Con esto lo que se busca es evitar la  disfunción de la glándula de meibomio.

Las glándulas de Meibomio en sus párpados secretan regularmente aceite para mantener sus ojos lubricados,estos químicos que utilizamos pueden reducir esta acción.

  1. Estás constantemente agarrando gotas para reducir el enrojecimiento.

Las gotas reductoras del enrojecimiento funcionan como  vaso constrictores, reduciendo la irrigación de los vasos sanguíneos en los ojos, disminuyendo la coloración rojiza. Pero posteriormente aumenta nuevamente el enrojecimiento en el ojo.

La solución no es usar gotas para disminuir el enrojecimiento, la solución es buscar el porque de la situación a través de un especialista, esto puede ser por conjuntivitis o simplemente por quedarse despierto por mucho tiempo a latas horas de la noche.

Si crees que tus ojos están rojos debido a una leve sequedad o irritación, puedes utilizar  lágrimas artificiales de venta libre.

Si por el contrarío esto ocurre con frecuencia lo indicado será acudir a tu médico.

6 errores que estás cometiendo con el cuidado de tus ojos
Calificar este articulo:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *