Hábitos de sueño saludable para un buen descanso

El sueño es reparador, cuando duermes bien, te levantas con más energía de lo habitual para empezar el día.  El descanso permite obtener mejor rendimiento laboral y mental, este  ayudas a mantener tu salud  mental y física.

Antes de irte a acostar, tu alimentación debe ser lo más saludable y liviana posible, pues cuando duermes, tu cuerpo no requiere de mucha energía para mantenerse. Por el contrario la energía que gastas es mínima.

Tomar baña caliente antes de acostarse, en la mayoría de las veces garantiza un sueño seguro, al igual que tomar una bebida caliente.

Hábitos que contribuirán a la higiene del sueño

1. Evitar la cafeína 

El evitar la cafeína, el  te, o cualquier bebida energízante que lo contenga,  y las comidas pesadas antes de irte a dormir,  te ayudan a conciliar mejor el sueño y tener mejor digestión, al igual que evitar problemas gástricos. Lo ideal es que  consumas los alimentos 2 a 3 horas antes de irte a dormir.

2.La pantalla de cualquier dispositivo antes de acostarte

La luz que emiten estos dispositivos, son los causantes de los desvelos, el cuerpo antes de dormir debería estar a oscuras para obtener un mejor descanso, de manera indirecta se envían señales al cerebro de que es momento de descansar,  si se trabaja con estas luces no podremos obtener un sueño relajante y nos tardaremos mucho en poder conciliar el sueño.

A veces nos damos a la tarea de contestar mensajes, hacer llamadas o revisar correo antes de irnos a acostar, quizás por que no contamos con espacio o tiempo suficiente para hacerlo durante el día.

Saca tu tiempo, en lo posible intenta resolver tus inconvenientes en algún espacio durante el día.

3.Meditación

Cuando meditas, tu cuerpo al igual que tus músculos dejan de contraerse igual que antes, comienzas a sentir paz interior pero a su vez una plena relajación.

Al llegar oxigeno a tu cuerpo de manera correcta, todo tu cuerpo entra en un estado off, el oxigeno comienza por hacer su mejor efecto, oxigenar las células y así permitir la renovación celular, al tiempo que tu corazón lleva una gran cantidad de aire oxigenado por todo tu cuerpo, permitiendo el normal y  correcto funcionamiento de los órganos, especialmente el corazón.

Tu mente se dispersa, comienzas a sentir que el oxigeno embriaga tu cerebro, de tal forma que todo lo vez y piensas con mayor facilidad, solo escuchas el sonido de la naturaleza(solo si estas allí, por supuesto), y aquellos músculos cercanos al cuello se relajan poco a poco.

Puede no pensar en nada, que sería lo ideal, solo dispersate, déjate llevar. Cuando termines notarás la diferencia, si hiciste bien tu trabajo, verás mejor los resultados. Cuando termines, verás y notarás tu cuerpo relajada y casi  listo para ir a dormir. Acabarás por notar como con el paso del tiempo podrás conciliar mejor el sueño.

4.El Ejercicio

EL  ejercicio tiene múltiples beneficios para nuestra salud, entre estos ayudarnos a conciliar el sueño, aúnque no se recomienda realizar ejercicio antes de ir a la cama, lo recomendable es hacerlo unas 4 horas antes, para poder estar relajado y descansado.

El ejercicio físico tiene innumerables beneficios que desconocemos. Aparte de aportarnos descanso y relajación , también nos ofrece bienestar y felicidad, contando con sus efectos en la salud física.

5. Crear un ambiente físico propicio para dormir

Lo primero que debemos tener presente al dormir, es el ambiente  en el que estemos. La forma de como organizas tu dormitorio, los colores que utilizas y los equipos electrónicos allí presentes, son cruciales para tener un sueño reparador.

Es importante que en tu dormitorio los colores de las paredes, sean de color claro, preferiblemente de color blanco, o marfil, esto te ayuda a mantener un ambiente de calma a simple vista.

Trata de colocar la cama dando la espalda a la ventana, si la colocas de frente posiblemente entre la luz más fácilmente. Organizarla de tal forma que te sientas a gusto.  Las luces del dormitorio, trata en lo posible que sean de luz cálida.

Los equipos electrónicos que allí estén, en lo posible mantelos desenchufados al momento de acostarte, de  lo contrario sentirás al día anterior que no has descansado lo suficiente. estos equipos, por loo general atrapan tu energía, dejándote totalmente cansado y fatigado.

Ten en cuenta tu colchón, debe ser acorde a tu necesidad,  como mínimo deberá ser cómodo.

6. Mente en blanco

Por difícil que resulte, debes mantener tu mente en blanco, intenta no pensar en las tareas que tendrás que realizar el día anterior, o en los problemas o dificultades que tienes, en lo posible relájate, ponte cómoda y simplemente duérmete.

El dormir pensando en todo, no es precisamente la mejor estrategia para dormirnos, por el contrario podemos pasar horas y horas sin intentarlo.

Si tienes algo muy pendiente o problemas por resolver hazlo fuera del horario para dormir.

Duérmete solo cuando tengas ganas de hacerlo, no te obligues, así evitarás quedarte un buen tiempo despierto.

7. Un baño caliente

El baño de agua  caliente nos   ayuda a relajar los músculos, y relaja el cuerpo para ir a dormir. Además abre los poros y facilita la circulación sanguínea, favorece además la claridad mental.

Al acostarte  con el cuerpo caliente en sabanas frías, induce al cuerpo a relajarse, liberando melatonina, lo que induce a un sueño placentero.

Hábitos de sueño saludable para un buen descanso
Calificar este articulo:

admin

Nam facilisis commodo sapien quis condimentum. Quisque non massa tristique, rhoncus magna id, tincidunt elit. Maecenas dignissim metus at velit elementum viverra. Aenean hendrerit justo eget arcu adipiscing, id imperdiet purus tristique. Cras interdum tempor sem, eu tristique tellus volutpat mattis. In et sollicitudin justo. Proin sollicitudin elementum dui non condimentum. Morbi eu nibh metus.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *