Problemas de sobrepeso y obesidad en la niñez-Actualidad

Problemática actual del sobrepeso y la obesidad en niños y niñas.

En nuestra actualidad el sobrepeso y la obesidad en los niños y niñas es cada vez mayor, 1 de cada 4 niños sufre de esta enfermedad.

Se considera que un niño o niña esta en esta condición,  cuando sobrepaso los limites del  percentil  para la clasificación de los indicadores. En otras palabras que sobrepase los límites de normalidad en el peso para talla o peso la edad.

Aúnque para muchas personas el hecho de que un niño este aumentado de peso sea algo llamativo, e incluso se relacione con el estar bien alimentado, la realidad para los especialistas en la materia es lo contrario. un niño con sobrepeso u obesidad, en regla general estará destinado a sufrir enfermedades a futuro si no se controla a tiempo el problema.

El sobrepeso o la obesidad, son problemas que podemos evitar si llevamos una dieta saludable, y evitamos en los niños el consumo exagerado de dulces, alimentos procesados, empacados o gaseosas , zumos y azucares refinadas.

Problemas físicos, psicológicos y de salud que  son acarreados por el sobrepeso y la obesidad

Un niño con peso saludable, es un niño que a futuro estará alejado del riesgo de enfermedades de tipo cardiovascular, diabetes, asma, y enfermedades degenerativas. Según algunos estudios, el ser propenso desde pequeño a esta condición, en la etapa adulta correrá el riego de  continuar con esta enfermedad, y desarrollar otras,  además,  podrían surgir problemas de tipo degenerativo, debido al exceso de grasa corporal.

El sobrepeso u obesidad, es un problema mayor del que nos imaginamos. Niños o niñas con esta condición se les dificulta la realización de actividad física, el correr o trotar para ellos se convierte en un problema, a diferencia de los que no tienen estas condiciones físicas, estos, se les  dificultad respirar y mantener un ritmo en el  trote o el ejercicio que practique.

Añadido a esto, la parte psicológica o social e incluso  las actividades físicas,  se ven afectadas.

El adulto es el mayor responsable en que las conductas alimentarias lleguen a formar parte indispensable en la vida de un niño, es difícil, mencionan algunos padres, cuando se les  da esta sugerencia, y la verdad no es así.

Si desde un comienzo acostumbramos a los más pequeños a ver en la despensa alimentos «antinutritivos» se acostumbran no solo a convivir con ellos, sino a consumirlos.  Por esto, de la importancia de no mantener en nuestra despensa este tipo de alimentos, en cambio a esto, los alimentos como las frutas y verduras, deben tener un papel protagónico en nuestra cocina.

Preparar platos apetitosos, de buen aspecto y nutritivos, debería ser una lección.

El consumo ocasional, no es el problema, el problema real radica en el consumo frecuente de estos alimentos con poco o ningún contenido de nutrientes.

Problema de fondo

Y esto no lo es todo, si nos detenemos a pensar, muchos de los niños y niñas que atraviesan esta enfermedad, se están viendo afectados en su parte personal, muchos a esta edad sufre de continuas burlas o rechazos, lamentablemente, de parte de sus compañeros, lo que conlleva con el tiempo a baja autoestima e inseguridad, que repercute luego en la incapacidad para toma de decisiones importantes y en la sana interrelación.

Aúnque bien es cierto que de nosotros depende que este niño o niña desarrollen una personalidad fuerte,  que llegue a ser capaz de manejar de la mejor manera estas situaciones, no bebemos permitir llegar a estos extremos,  en la prevención esta la solución.

La solución

Si de soluciones se trata el ejercicio físico o la actividad física, es una buena pócima para evitar el sobrepeso, y esto no lo es todo, como lo hemos venido mencionando, la educación desde casa se convierte en un factor importante.

Dile a tu hijo o hija lo mucho que lo quieres y lo bien que deses verlo siempre, al brindarle alimentos nutritivos y al no permitirle el consumo frecuente y excesivo de alimentos con poco valor nutricional. Hará pataletas, quizás, llorará un poco, tal vez, pero de lo que deberás estar seguro es que te lo agradecerá todo su vida.

De una buena alimentación desde los inicios garantizara más adultos saludables, con mejor calidad de vida y mejor mayores expectativas de vida.

Involucre a toda la familia en el proceso, para el niño o niña será más fácil y llevadera esta situación, si todos colaboramos.

Los hábitos saludables comienzan en definitiva desde casa, ser de ejemplos para nuestros hijos es una estrategia eficaz.

Por otro lado, cuando el problema no esta relacionado con la parte alimentaria, se podría pensar en enfermedades anexas, la cual deberá ser descartada por medio de exámenes de laboratorio, es importante que sea un médico quien de el diagnóstico.

Recuerda, el colocar a su hijo en dietas extremas, además de ser muy peligroso, y no recomendado, no será la solución al inconveniente, el que coma saludable y haga ejercicio hará la diferencia.

Cómo saber detectarlo

En muchas ocasiones, a simple vista podemos detectar si un niño o niña esta en sobrepeso u obesidad,  o por lo contrario goza de un buen estado nutricional.

Para esto se hace importante las consultas de rutina médico, incluso aún más,  las citas en crecimiento y desarrollo, en donde le harán el chequeo  y el seguimiento necesario para ayudarlo a mantenerse saludable.

Es importante que cuando se tenga un diagnóstico definido de sobrepeso u obesidad, se busque ayuda de Nutricionistas Dietistas de educación universitaria, con especialidad en lo posible de nutrición infantil.

Causas del sobrepeso u obesidad

-Excesiva o moderada permisividad de los cuidadores  o padres

-Falta de control en el consumo de alimentos con bajo o nulo contenido nutricional, o con alto contenido graso, como comidas rápidas,o chatarra, bebidas azucaradas, o procesadas

-Falta de conocimiento acerca de lo que es una alimentación saludable, por parte de padres o cuidadores

-Factor genético, el cual esta condicionados por padres, madre o familias con algún grado de sobrepeso u obesidad.  Aúnque esta pueda ser la causa, no podemos someternos a esta, justificando el estado nutricional del niño o niña, se debe siempre tener en cuenta las estrategias mencionadas con el fin de mitigar  o mejorar la situación.

-Problemas hormonales, de tiroides por ejemplo, u otro problema de salud anexo a este.

-Escasa o nula actividad física.

Si llevas a cabo estas sencillas pero importantes recomendaciones podrás hacer que tu hijo o hija, incluso el resto de la familia tengan un excelente estado nutricional y de salud.

Problemas de sobrepeso y obesidad en la niñez-Actualidad
Calificar este articulo:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *