Razones para evitar el consumo de bebidas gaseosas

Las bebidas gaseosas cada vez ganan más popularidad, por su delicioso sabor espumante, y son  perfectas para muchos en días calurosos, se hace de preferencia para todas las edades.

Lo que desconoce la gente es daño que esta puede causar a la  salud. Puede producir osteoporosis, problemas dentales, obesidad o sobrepeso, enfermedad renal , cardíacas, entre otras.

Esta aporta un alto contenido en azúcares, colorantes y conservantes, cafeína, y lo peor de todo no aportan vitaminas.

Los edulcorantes hacen las veces de azúcares, pueden ser edulcorantes químicos(aspartamo, sacarinas)o intensos (estevia)los cuales son utilizados  bebidas bajas en azucares.

Una botella pequeña  de bebida gaseosa puede estar aportando hasta 8 cucharadas soperas de azúcar, cantidad que debe considerarse alarmante y muy alta, pues sobre pasa la recomendación diarias de azúcares en la dieta según la OMS, la cual debe ser el 10% de la recomendación calórica diaria (ejemplo:si se consume 2000 calorías/día, el consumo deberá ser de 20gr, lo que equivale a 5 turrones de azucares de 4gr cada uno).

Por otra parte el promedio del PH en las bebidas gaseosas es del 2.4, conteniendo lo siguiente:

1.ácidos fosfórico:  esta relacionado con la perdida de calcio en los huesos.  Es utilizado para mejorar la absorción del dióxido de carbono, así al  envasar el líquido, se hará  más fácil evitando que estalle o se rebose. El sabor amargo de este ácido es compensado con el azúcar que le agregan.

2.Ácido cítrico: mantiene el PH bajo para no permitir la proliferación de microorganismos,y es el más erosivo para los dientes.

3.Ácido málico

4.Ácido tartárico.

Razones para no consumirlas.

-Su alto contenido en azúcares la hacen la menos actas para dietas de reducción, en este caso personas que se encuentran en sobrepeso o  obesidad. Su contenido en colorantes y conservantes se ha relacionado, según alguna investigaciones con el padecimiento de estas enfermedades, y aún más con enfermedades degenerativas.

Es una bebida poco recomendable para todas las edades, aún porque el riesgo de su consumo esta relacionado directamente al aumento de peso en nuestra población actual. Si observamos bien, este padecimiento va acrecentándose aún más, y se ha convertido en una epidemia mundial, situación que podríamos evitar al cuidarnos más, realizando ejercicio, con hábitos de la  alimentación y  una vida saludables.

-No se hace indicada para personas que padecen enfermedades como la diabetes, por el alto contenido de azúcares que aporta, este,  causa la resistencia a la insulina, lo que genera la aparición de la enfermedad.

-Esta relacionado con la aparición de enfermedades de tipo metabólico como dislipidémias(colesterol y triglicéridos), obesidad, hipertensión arterial, diabetes.

-Disminuye la absorción del calcio en los huesos, razón suficiente para evitar su consumo.

-En algunas bebidas gaseosas esta presente la cafeína, este interviene en el sistema nervioso central, aumentando la frecuencia cardíaca, la concentración y disminuyendo la fatiga,  y en conjunto con el azúcar en la mayoría de las ocasiones produce adicción.

-Puede aumentar el riesgo de contraer cáncer de páncreas, por su sobre estimulación,  cáncer de próstata en un 40%, o de mama si su consumo es habitual.

-Aparición de posibles daños hepáticos o hígado graso por la presencia de azúcares y de químicos contenidos en este tipo de bebidas.

-En una investigación realizada Universidad de Vermont y la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, que involucro a 840 jóvenes con consumo promedio de 5 latas de bebidas gaseosas a la semana, concluyo que el 58% de estos jóvenes eran propensos a tener episodios de violencia con sus compañeros, con la pareja un 27%, y con hermanos un 43%.

-Un estudio realizado por el Statens Serum Institute de Dinamarca ( publicado en The American Journal of Clinical Nutrition) arrojó  que los refrescos carbonatados y con colorantes artificiales podrían ser el causante de los partos prematuros en mujeres sometidas al estudio.

Como precaución la Danish Society of Obstetrics and Gynaecology sugiere a las mujeres en estado gestacional abstenerse del consumo de este tipo de bebidas.

-Muchos de los alimentos procesados pueden causar la aparición del envejecimiento prematuro, y clasificación vascular

-Pueden aumentar nuestro riesgo de sufrir  Alzheimer con el consumo habitual de esta bebida

Por todo esto, la mejor elección que podríamos hacer es consumir jugos naturales, y si lo que deseas es refrescarte consume limonadas o jugo de naranja o mandarina con abundante hielo sin azúcar, y en el mejor de los casos, agua, recuerda consumir durante el día ocho vasos de este importante líquido.

Deja de lado la moda y piensa más en tu salud, el agua aparte de ser más saludable es mucho más económica.

Razones para evitar el consumo de bebidas gaseosas
Calificar este articulo:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *